A pesar de que la tasa de desempleo de mujeres latinas y negras disminuyó en junio, de acuerdo con el más reciente reporte del Departamento del Trabajo, las trabajadoras del hogar continúan enfrentando tiempos difíciles en la búsqueda de empleo. 

Una encuesta realizada por La Alianza a las suscriptoras en el mes de junio, reflejó que el 20% de las trabajadoras del hogar encuestadas se encontraban sin empleo. 

Aunque eso significa una leve disminución en el desempleo con respecto al mes anterior, 7 de cada 10 trabajadoras que tenían empleo, dijeron que solo estaban laborando pocas horas a la semana, la mayoría, porque no encontraron más clientes.

Acá le dejamos 3 consejos que podrían ser útiles para conseguir nuevos trabajos en el hogar:

1- Preguntar a clientes antiguos y actuales 

Una de las formas más comunes de encontrar trabajo es a través de referidos, así lo reflejó una encuesta realizada por La Alianza en Agosto del 2020 en la que el 57% de las trabajadoras del hogar manifestaron haber buscado sus clientes por recomendaciones. Por tal razón, es importante contactar tanto a sus clientes antiguos como a los  actuales para dejarles saber que usted estaría interesada en conseguir más clientes o en volver a trabajar con ellos.

Aunque es posible que tras la pandemia, usted haya perdido contacto con algunos clientes, una forma sencilla de retomar la comunicación podría ser enviarles un mensaje de texto que diga algo como: “Hola, [nombre del cliente], espero que usted y su familia estén bien. Quería informarles que estoy trabajando y que también estoy recibiendo clientes habituales nuevamente. ¿Le volvería a ser útil una niñera / una limpiadora de casas /  trabajadora de cuidado en el hogar mientras hace sus planes para este verano u otoño?”

Versión en inglés: “Hi [name of client], I hope that you and your family are well. I wanted to let you know I’m working and also taking on regular clients again. Would a nanny / regular cleaner / homecare attendant be helpful to you again as you make your plans for this summer or fall?”

Adicionalmente, si ya usted recibió sus dosis y/o refuerzos de la vacuna contra el COVID-19, compartir esta información por adelantado con un posible nuevo empleador o cliente podría generar más tranquilidad y confianza para trabajar en sus casas. También puede mencionar que usted estaría dispuesta a enseñar su comprobante de vacunación.

Por otro lado, puede chequear con clientes antiguos si necesitan que alguien cuide de sus hijos, por ejemplo. 

Finalmente, si alguno de los clientes que usted decida contactar no puede emplearle en estos momentos, sigue siendo una buena oportunidad para pedirles entonces que le recomienden entre su círculo de  familiares y conocidos.

2- Preguntar a otras trabajadoras del hogar 

Otra opción es consultar con amigas o conocidas que también se dediquen al trabajo del hogar como usted si han escuchado de alguna oferta de trabajo recientemente, o simplemente dejarles saber que usted se encuentra en la búsqueda y que está disponible.  

También pudiera ser de mucha ayuda comentarle a conocidos o amigos si ellos saben de alguna persona que trabaje en el área en la que usted esté interesada. Usted podría preguntarles, por ejemplo, “¿conoces a alguna persona que cuide niños con la que pudieras ponerme en contacto?”, ¿sabes de alguien que pueda contarme cómo pudo encontrar clientes para limpiar casas?”.

3- Repartir tarjetas o volantes

También podría crear tarjetas o volantes con su información de contacto para compartirla con diferentes personas alrededor de su comunidad. 

Hay ciertos negocios con alto tráfico de personas que podrían ayudarle mucho para dar a conocer su información de contacto. Por ejemplo, en lugares como los supermercados, lavanderías y  panaderías. Una vez que los niños regresen a clases, tenga en consideración también las escuelas y las paradas de los autobuses escolares como puntos importantes para conocer futuros clientes. 

Estos consejos han sido la clave de éxito para algunas trabajadoras como Wendy, una limpiadora, quien contó a La Alianza: “el 50% son personas que tienen sus negocios, negocios de contratistas, así que me acerqué a 2 personas si podían ayudarme. Les platiqué la situación: ‘Yo estoy comenzando por mi cuenta, soy mamá soltera, casi no te conozco pero me gustaría saber si puedes recomendarme a tus clientes. ‘Sí, no te preocupes. Todos empezamos así. Dame tus tarjetas y yo te voy a recomendar’ me dijo”. 

Finalmente, si usted está interesada en crear su propio negocio, le invitamos a revisar el siguiente artículo publicado por La Alianza, donde contamos la historia de cómo Wendy comenzó su propio negocio de limpieza desde cero y sin dinero. 

Nota del editor: Esta es una versión actualizada del artículo originalmente publicado el 26 de Agosto de 2021.